El socialismo asegura que las finanzas públicas "no están en emergencia"

BLOQUE 10 de febrero de 2020 Por Prensa Dip. Pablo Pinotti
La diputada Clara García y el ex ministro Saglione defendieron la herencia de la gestión Lifschitz y cuestionaron el pedido de financiamiento.
IMG-20191230-WA0058


 Los referentes del socialismo se mostraron dispuestos al diálogo con el gobierno de Omar Perotti, pero no a convalidar una herencia que aseguran "no se ajusta a la verdad" y sobre la cual la administración justicialista se enanca para reclamar la emergencia o la ahora remozada ley de necesidad pública. "Las finanzas públicas no están en emergencia", dijeron el ex ministro de Economía de Santa Fe Gonzalo Saglione y la diputada provincial del Frente Progresista Clara García, quienes repasaron y objetaron, punto por punto, la situación que describió el actual titular de la cartera económica, Walter Agosto, a poco de que el Ejecutivo envíe a la Legislatura un nuevo proyecto de ley de emergencia.

"Hace dos meses que estamos discutiendo como si Santa Fe fuese una provincia seriamente comprometida en términos fiscales y la realidad objetiva y los propios números que presentó la nueva gestión, muestran que no lo es", dijo Saglione, en medio de una sucesión de rondas de diálogo político en las cuales el socialismo mostró una férrea oposición al pedido de financiamiento que reclama el gobierno provincial por $27 mil millones, de los cuales $12 mil millones son para pagar deuda flotante y de otros $15 mil millones para recomponer el Fondo Unificado de Cuentas Oficiales (Fuco).

"Nosotros al 10 de diciembre teníamos en caja $4.600 millones. Si eso es Fuco, cuenta de rentas generales o lo que sea, no importa, es el Estado provincial el que lo tiene", sintetizó Saglione quien recalcó que se trata de una "misma persona jurídica". Por eso mismo, García señaló que "no es razonable si te falta dinero en una cuenta y sobra en otra, salir a buscar plata prestada sin antes pedírtela a vos mismo a tasa cero".

La piedra de la discordia es la herencia, que según platean quienes responden al ex gobernador Miguel Lifschitz, "no se compadece con la realidad" y sirve como una premisa falsa para justificar el endeudamiento. "Esto no quita que estamos dispuestos al diálogo y que vamos a colaborar para llegar a un consenso porque entendemos la situación de municipios y comunas que no reciben un peso, o de proveedores, pero es importante que el gobierno reconozca que la realidad no es la que pinta", dijo García.

El proyecto de ley de necesidad pública que estaría desembarcando en la Legislatura contempla pedidos de autorización para tomar deuda hasta $27 mil millones con la intención de reforzar la caja del Estado santafesino y renegociar, a través de distintos instrumentos de crédito, la deuda flotante y con contratistas. En diálogo con este diario, el ministro Agosto aseguró que esto busca atender tres frentes: financiar el déficit fiscal que ubicó en $18.656 millones; resolver la deuda flotante que situó en $27 mil millones; y recomponer el Fuco.

Objeciones sobre el déficit

El socialismo cuestiona esos números. "No tenemos la información desagregada, porque no está publicada, que explique por qué si dejamos al 30 de noviembre un déficit acumulado de $8.198 millones, al cierre del año dio $18.656", dijo Saglione y cuestionó las razones por las cuales en un solo mes el rojo acumuló $10.458 millones. En ese punto, discutió el argumento de Agosto, quien explicó que fue por el impacto del aguinaldo y deudas no registradas. "Si fuese así se debería observar un incremento del gasto en diciembre respecto de los meses anteriores muy por encima. Pero cuando se ve la evolución interanual de gastos y recursos (diciembre contra diciembre) se explica más por recursos que por gastos", dijo y se preguntó qué recurso no se computó en ese mes.

"Normalmente junio y diciembre son deficitarios, pero históricamente ese rojo es menor que el aguinaldo porque en esos meses los recursos suelen ser más elevados estacionalmente", agregó y, por tanto, estimó que en función de estas variables, "se podía proyectar un déficit anual de $12.000 millones, pero nunca los más de $18.000 que señalan", dijo. "El aguinaldo no lo explica, como tampoco los expedientes no registrados porque se devengan en forma continua", planteó.

El referente socialista fue más allá. Dijo que en las primeras reuniones de la mesa de transición ellos presentaron un déficit en el primer semestre de $10.580 millones y que la gestión de Perotti proyectó que esa cifra se iba a repetir en el segundo semestre, con lo cual proyectaban un rojo anual de $20 mil millones. Sin embargo, "si llegamos al 30 de noviembre con un déficit de $8.200, tuvimos sobre lo proyectado, un superávit de $2.400 millones tras haber perdido las elecciones".

Por otra parte, aseguran que si se compara el déficit con el PBI _en el caso provincial el PGB_ como hace la Nación, el rojo, aún tomando el número de $18.656 millones es apenas el 1 por ciento", agregó.

"Si hablamos de déficit hay que reconocer el origen, y los números que maneja el oficialismo muestran que los recursos crecieron por debajo de la inflación al 37,9 por ciento, pero también los gastos lo hicieron por debajo, al 48 por ciento", dijo Saglione, y García recordó el impacto que tuvo en las arcas provinciales el decreto de Macri que redujo Ganancias e IVA, y que representó $4.000 millones.

Además, señalaron que el gobierno de Perotti califica como recursos extraordinarios los fondos que recibe Santa Fe mensualmente desde 2016 tras el fallo de la Corte, cuando "no lo son", dijeron.

Chispazos por la deuda

Por otra parte, los referentes socialistas objetaron los números de la deuda flotante. "Al 31 de noviembre eran $ 23 mil millones y el gobierno asegura que hoy es de $27 mil millones, pero ahí están incluidos sueldos, jubilaciones, coparticipación a municipios y comunas que se pagan el tercer día hábil del mes siguiente, y además deuda con proveedores y contratistas", dijo Saglione.

Con lo cual, a su juicio el monto a computar es este último, porque el resto se paga mensualmente. "La deuda flotante exigible la dejamos en $4.360 millones", dijo García y recordó que la ministra Silvina Frana reconoció a poco de asumir que llegaba a $3.500 millones con contratistas y cercana a los $800 millones con proveedores. "Un monto similar al que nos debía la Nación por el déficit de la Caja", agregó y allí reiteró que ellos fijaron ese monto en $5.000 millones y Ansés en $3.200 debido a un cambio de liquidación que ya fue objetado por varias provincias.

Además el socialismo azuzó: "Comparada con el presupuesto, este nivel de deuda flotante al 31 de diciembre de 2007 cuando asumió Hermes Binner y Agosto era ministro llegaba casi al 10 por ciento, ahora, al 31 de diciembre llega al 7,2 por ciento", dijeron y aclararon que "antes no era preocupante, y tampoco ahora, ya que reciben un nivel de deuda flotante inferior al que dejó el PJ en 2007".

 

La plata no falta

El socialismo considera que al gobierno de Perotti no necesita financiamiento extra. Asegura que el déficit proyectado en el presupuesto 2020 es de $8.138 millones pero será licuado por dos cuestiones: los $15.000 millones extra que llegarán por las leyes nacionales de solidaridad y los $6.000 millones por los cambios al consenso fiscal. Además, la ley de leyes aprobada ya "contempla la autorización para emitir Letras del Tesoro por $3.000 millones, más otros $2.000 millones avalados por la ley 13.501", dijeron.

DIARIO LA CAPITAL

Pablo Pinotti